Carcinoma de células escamosas orales

El carcinoma de células escamosas orales es un tipo de cáncer de la boca. Representa el 90 por ciento de los casos de cáncer oral. Se produce en el labio, paladar blando, encías, lengua y otras áreas de la cavidad oral y crece intensamente en los tejidos circundantes.

¿Qué causa el carcinoma epidermoide oral?

Ocurre cuando algo malo sucede al ciclo de vida normal de la célula, haciendo que las células escamosas se reproduzcan y crezcan incontrolablemente.

Los factores de riesgo incluyen:

Síntomas del carcinoma de células escamosas

Los síntomas pueden incluir heridas blandas que no cicatrizan, piel gruesa o bulto, parche rojo o blanco, dientes sueltos, dificultad para tragar o masticar, dolor de garganta e hinchazón de la mandíbula. Las llagas en la boca son a menudo de color pálido. También pueden aparecer como una grieta profunda y dura en el tejido. Los síntomas son normalmente sin dolor en el inicio, sin embargo, pueden desarrollar algunas sensaciones de ardor a medida que crece el tumor.

Diagnóstico

El diagnóstico se puede realizar mediante 2 pruebas: biopsia de la lengua o biopsia de la encía. Un médico también puede realizar un examen físico. Se pueden hacer radiografías y tomografías computarizadas para averiguar si se ha diseminado a los tejidos circundantes.

Tratamiento del carcinoma de células escamosas orales

Las principales opciones de tratamiento son:

Los tipos de tratamiento a administrar dependen siempre de la extensión de la infección. Estos tratamientos se utilizan normalmente en combinación. Por ejemplo, una radioterapia y quimioterapia puede darse después de la cirugía médica para evitar que se repita. Es curable cuando el diagnóstico se hace temprano.

¿Quién es más propenso a este tipo de cáncer?

La mayoría de las víctimas son adultos mayores entre 45-80 años de edad. También ocurre en adultos más jóvenes, el virus del papiloma humano es el principal agente cáustico para la mayoría de los casos que ocurren en personas más jóvenes. Este cáncer es más común en los hombres que en las mujeres. Tal vez, es debido al hecho de que los hombres consumen más alcohol que los hombres.

Minimizar el riesgo

Las maneras más eficaces de reducir la posibilidad de contraer este cáncer o de prevenir la recurrencia después del tratamiento son:

Si aparecen síntomas sospechosos en su boca, es importante programar una cita con un médico cualificado lo antes posible. En algunos casos, puede ser una infección por levaduras.